Carta de un corazón roto.

Me dejó con el corazón roto, unas rosas marchitas, el rímel corrido y su recuerdo enterrado en el cementerio de los amores pasados con su foto a lado. Fue más o menos así esa trágica historia.

Como muchas que he visto pasar, siendo experta en desamores y amores no lo llamaría mala suerte porque los que tenemos varias cicatrices son los que más nos animamos a querer. En ese momento era lo que queríamos con toda nuestra fuerza, nos robó más de un suspiro, no importa el final de la historia sino como poco a poco se va desarrollando, buscando su rumbo. A la larga diré gracias por la lección; mientras se me permite llorar, destruir todo a mi paso como Mariedivinezilla, comer todo lo que tenga azúcar, chocolate o lo que encuentre comestible. Que el pijama más vergonzoso se convierta en mi mejor amiga.

Obvio esto tiene que durar tres días sino te fusionas poco a poco con todo. Podría sonar a cliché el decir que podemos renacer de las cenizas como ave fénix o en este caso de las envolturas de dulces y películas cursis. Nadie sabe de qué estamos hechos hasta que ser fuertes es la mejor opción. Porque salir con un traje de mujer maravilla y poner curitas a todos los corazones rotos de la ciudad aún no está en mis próximos planes.

Sí tienes la necesidad de llorar, llora. De reír, ríe…Vive a la máxima potencia todo lo que sientes en este momento, vibras y eso parte de ti. Siempre remarco que también llorar es lo más bonito porque limpias de adentro hacia afuera. ¡Más en estas situaciones de desamor donde una parece caricatura sacando tantas cantidades de lágrimas!

Siempre nos damos de golpes en la cabeza cuando nos dicen que el tiempo cura las heridas pero cuando todo eso queda atrás le damos toda la razón a ese dicho. Cuantas veces no decimos eso será insuperable, no lo olvidaré y lo olvidas, lo superas.

Cuando decides olvidarte de todo, aparece alguien dispuesto(a) a cargar el equipaje y nada pesa…ni el miedo.

Llega un querer a tu medida, maduro, sincero…siempre hay un roto para un descocido por eso no te preocupes. Si tarda mi querido, es porque aún se está cocinando o viene de muy lejos. El punto es que lo encontrarás, sólo hay que disfrutar el camino.

Divinetip: no te desesperes, todo llega cuando tiene que llegar. Disfruta un par de cumbias para bailar  y así el amor te encuentre bailando por ahí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s