Corazón roto en catorce de febrero.

El título podría sonar tan cliché como en el momento en que lo estoy escribiendo. Desde este viernes sabía que este fin de semana sería muy diferente, no me atacaron las emociones solo me dejé llevar por la ocasión. Empezamos siendo viernes trece la condena de los supersticiosos, la cruz de los amantes de fechas trágicas.

Fui a la plaza comercial de mi ciudad y como era de esperarse, encontré a varios anti-amor con un estandarte tan grande como sus ganas de reventar todos los globos enormes de corazón y deshojar las rosas que algunos recibían.

Mañana todo estará en punto de turrón, todo de color rosa y rojo…La fecha es importante porque nosotros la volvimos así. Les confieso que mi plan es estar en pijama, ver comedias románticas y cantar muchas cumbias junto con canciones de amor/desamor de los ochentas para no perder el estilo.

La razón que escribo es porque alguna vez fui la grinch de las fechas, por tener un corazón roto el 14…nadaba en mis propias lágrimas como si estuviera en un balneario en vacaciones. Se escucha gracioso pero era un ente de rímel corrido, lágrimas y moco…mucho moco.

Darme cuenta que él no era lo que pensé, a pesar de lo que decían dar una oportunidad. Ay, Marie Divine del pasado pecabas de buena…me gusta lo opuesto a mí, por eso me gustan los chicos malos pero a veces voy al extremo.

Tal vez no estaba despechada, más bien era estar decepcionada. Como el final de tu película favorita, esperabas el desenlace más increíble pero al final tu protagonista huye en cuanto puede. Lloré como nunca, gane un par de anécdotas muy buenas… Luego les contare del ‘’bésame y vete’’, solo estoy reuniendo valor para hacerlo, recuerdo y ¡quiero que los aliens me lleven muy lejos!

Doy gracias por esas situaciones porque aprendí que los chicos malos no tienen NADA que ver a los de las películas. ¡También esto va dirigido a esos especímenes que jamás nos hicieron caso! GRACIAS. Nos ahorraron un par de lágrimas innecesarias. A veces si quieres flores, no esperes a que alguien te las regale, cómpralas tú, Consiéntete.

Gritamos a los cuatro vientos ‘’queremos amor’’ cuando la vida misma y el universo nos dan eso en forma de buenos amigos, familia, una mascota increíble, la canción que querías escuchar desde hace días y la encuentras sonando en la calle, cinco minutos más en la cama, abrazos largos, atardeceres hermosos, complicidad en una mirada, estar cómoda con un silencio largo de manera tranquila, ver un cielo estrellado, mariposas en el aire.

Si nos empeñamos a buscar a Cupido, éste siendo escurridizo se va ocultar en el lugar más recóndito de la galaxia. Mientras decide aparecer disfruta la fecha como tu quieras, bailando por ahí en tu casa. Al final nosotros decidimos que tan especiales son las fechas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s