Historia de sábado por la noche.

Este me ha pasado tantas veces que podría tener especial navideño, película y demás.En alguna noche de sábado tenía una fiesta e iba con la actitud a tope, me arregle increíble y caminaba con música de fondo.

Llegas al lugar, saludas a medio mundo, platicas con la otra mitad, selfie con tus amigas, con el vaso, tu solita cuando sin querer chocas con ese alguien. Tu reacción es tratar de ocultar tu sonrisa de emoticón junto tus mejillas de anime. Te sonríe, te dice que no hay problema mientras te toma del hombro, tu respondes súper fresca ‘’no hay problema’’ lo que sigue es que él se despide diciéndote que al rato se ven para platicar.

Pero no pasa por que esta entretenido con sus amigos, la música, la noche y demás. Así juntas valor y decides hablarle tu porque equis que tiene de malo, solo amigos, estamos en el 2014 (la frase ”no pasa nada” como siempre, en todas mis anécdotas). Inicias la conversación con el tema más equis del mundo sobre alguna canción dando inicio a una plática increíble, va fluyendo súper bien hasta piensas por que no te acercaste antes pero recuerdas que tiene un grupo de niñas que lo acechan y no estas interesada en formar parte de ese club de fans.

La magia acaba cuando te dice que se tiene que ir que otro día salen o se encuentran en otra fiesta. Llegas a tu vasa confundida pensando si platicaron tan bien… ¿Por qué no pidió tu numero? ¿Lo agrego a Facebook o espero su solicitud? Un lado dice que no, porque te verías un poco aventada.

Otro lado dice sí, es solo una solicitud de amistad, equis no significa nada. Te creas un enredo en tu cabeza por algo súper chiquito por eso decides juntar a tus mejores amigas a un debate para ver que hacer o mínimo desenredarte la cabeza… Pero la sorpresa llego al darte cuenta que avienta todas las ciber señales existentes de estar interesado en alguien más.

Tal vez en nuestra emoción no nos damos cuenta de que a esa persona no le gustamos tanto como pensábamos o el buscaba divertirse y vio que no estábamos en el mismo plano.Hay muchas cosas que puedan determinar el que no te hable, o no te busque. Pero no debemos cerrarnos y pensar que es el único ser de la tierra y seguir adelante.

A veces depositamos nuestras ganas e ilusiones de querer estar con alguien en la primer persona que nos ‘’gusta’’ sin conocerlo a fondo. A la larga igual podríamos ser súper diferentes y acabar peor. Por eso el final de esta historia no fue ni trágica ni extraordinaria, solo se convirtió en una buena historia para volver a contar dentro de 10 años porque de eso estamos hechos…de historias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s