Me metí a la alberca llamada vida.

Me metí con mis penas y  les quité los flotadores y se hundieron, para sorprenderme de lo que vendrá. Tengo 21 años y todavía me falta decir que están bien vividos.

Lo inesperado te cambia la vida, pero también hay que construir poco a poco lo que quieres a futuro al menos como vivir hasta que un momento inesperado llegue.
Es como tomar pequeños bloques y usarlos para construir lo que quieres, hacía donde quieres llegar.

Es un  consejo muy quemado pero es como una verdad absoluta.
Debemos despertarnos y dejar que la vida nos despeine un poco pero sin perder los pies del piso porque las ubicadas a veces duelen ¡se los digo por experiencia!

A mi la vida, las circunstancias me han traído a compartir lo que escribo. Cuando antes no me atrevería. ¡Es mi propia medalla de oro!
Lo que quiero decir es que este es mi lado rosa, el lado que quiero mostrar siempre. Con subidas y bajadas.

Quiero que también se atrevan como yo, hacer algo que nunca han hecho. ¿De qué se trata la vida si no pruebas cosas nuevas? Desde tratar de sonreír a alguien desconocido, comprar un labial de un color atrevido, hacer ejercicio, lo que sea, que sea diferente y te haga sentir bien, bonita, segura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s