500 gramos menos y un sinfín de anécdotas.

Tenía mucho tiempo sin compartirles nada, pero entre tantas cosas que me suceden no sé como comenzar.
El título podrá parecer extraño pero lo curioso es que una mañana bonita decidí pesarme, la curiosidad pudo más que mi emoción  y descubrí con mucho asombro haber perdido 500 gramos.

¡Me sentía como participante de programa para perder peso! han sido los mejores, se esfumaron porque ya no cargo con tanto, con inseguridades que me hacían sentir una menos.

Ese ser divino que era tímido al principio ahora muere por que todos sepan quién es, al estar en una ciudad tan lejana a la mía me hizo conocer nuevas modos, maneras, lugares donde sientes que lo hicieron pensando en ti.
Escribo sobre todo lo que me ha pasado en este mes viviendo aquí y siento que voy a sacar  brillantina por los ojos.

Una persona que se convirtió en mi partner in crime en tan poquito tiempo, siendo diferente a mi me enseño a ver las cosas que yo no veo, a mirar con otros ojos. Para mi eso es magia, que sepan quien eres sin tener que explicarlo…
Me permito tener mis días no tan divines… donde despiertas del lado no tan brillante de la cama y sientes que el universo en tu contra. Hasta los he disfrutado, encuentro belleza en llorar, en poder limpiar tu alma de vez en cuando, en reír hasta que el estómago te duela y salir con vestido primaveral en días de lluvia.
Tal vez les he platicado las mismas cosas en post anteriores pero ahora las siento de manera diferente, en todas las fibras diminutas de mi burbujeante ser.
Estuve en la boda más bonita de todas el fin de semana pasado y como dama de honor, obviamente me encontré llorando mientras todo sucedía, de fondo escuchaba alguna canción romántica que hacía juego con mi vestido color pastel (como debe de ser).
Apachurré a todos los que mi corazón necesitaba apachurrar.
Este post es para los que me siguen leyendo, los que se han cruzado en mi camino y me han regalado una sonrisa, unas flores de papel que jamás se marchitarán, una agenda para anotar citas celebres y llevar mis cuentas porque  Marie Divine no es buena para   las estadísticas.
Me falta muchísimo por contarles

Los amo con el alma, con mi cabello alborotado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s