2016 ¿Dónde está Marie?

He estado demasiado ausente para mi gusto, pero entre fiestas navideñas, fin de año e inicio de uno no he podido aterrizar todas las ideas y emociones que corren por todo mi cuerpo. Volví a mi ciudad, pero la encuentro tan diferente, sé perfecto que ella sigue igual. El clima, las personas, el bar que frecuento, mi rincón secreto. Son mis ojos que han cambiado la manera de verla. Confieso que no quería regresar; no todavía.

Pero me estoy reconciliando con esa parte, si la causalidad me trajo hasta aquí ¿Por qué no seguir el cauce? Todo lo que aprendí el año pasado, cada día lo pongo más en práctica. Conocerme, perdonarme, sentirme y dejar que vean la parte que no todos conocen. Esa parte vulnerable donde están escondidas mis miedos, mis lágrimas. Nunca he hablado de esto aquí en el blog rosa, pero créanme que gracias a escribir cada tanto aquí me conozco un poquito más.

Espero de éste año viajar cerca o lejos, ver diferentes atardeceres, tener madrugadas llenas de confesiones, querer con el alma, depurar lo que no me sirve y llorar cada que necesite un domingo. Coincidir con mi mejor amiga que está lejos en una playa escondida.

Aprendí a viajar ligero, sólo con una libreta, un lapicero, un labial rojo y tres cambios de ropa. Para cuando la ocasión se presente siempre estar preparada. Estoy aprendiendo el poder que tienen en mi las palabras, nada me ata entonces puedo volar a otra ciudad en cualquier instante.

La mejor lección que me llevo del año pasado es ser más permisible conmigo misma, mostrarme tal cual soy; cursi, soñadora con el cabello alborotado que también tiene muchos miedos, pero sabe salir victoriosa al enfrentar a la mayoría (vamos lento pero seguro).

Reconozco que también quiero compartir momentos, pero seré paciente sí aún no es el momento de tan esperado encuentro.Conocí en mí una seguridad desconocida, no sabía que habitaba en mí hasta que una noche al encontrar a un viejo ¿amor? Salió a primer plano y llegó para quedarse.

Sigo diciendo lo primero que viene a mi mente pero ya no me disculpo por eso, por ser yo.Creo que el año no pudo ir de otra manera como la que sucedió. Leeré este post a mediados para reencontrarme con estas palabras y decirles cómo ha ido todo.

Tan incierto todo, eso me produce fascinación. De una cosa estoy segura…este año me sorprenderá más que el pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s