No expectations, just love.

Esto empezó desde que vi por última vez al que me gustaba e ir en el taxi imaginándome con él, todo de la manera más cursi y rosa.

Después de mucho pensarlo, pensé: tal vez el no es como yo imagino, bueno…EL NO ES COMO IMAGINO y no tiene nada de malo. Me desanimé un poco pero es normal,  tener expectativas altas en todo cuando algo es desconocido, pero en estos temas en particular la realidad nos acomoda a la perfección. Él es como es y aquí confesando yo no sé su humor en la mañana, su canción favorita o sí haríamos clic teniendo o no cosas en común. Me desanimé por toda la película romántica a lo Notebook que había creado en mi cabeza.  O sí no es con él, es en general.

Trato de ir conociendo sin generarme expectativas o si el tipo que te habla en algún café o con el que sales sólo un par de veces será ‘’EL NOVIO’’,  claro que cuando sales con alguien y sientes vibra padre es inevitable y si no se da; levantas los pedacitos de tu corazón para seguir adelante.

He visto también y es algo que no tiene nada de divine vibe es el: Si no me habla YO no le voy hablar, no tiene nada de malo sí tienes ganas de escribirle, escríbele, invítale una cerveza o un café. Hay veces donde las ganas nos comen, ¿Por qué no dejar que salgan? Créanme yo me paso de buena onda con ellas. Lo único que puede decirte es no, no responderte y ya. Suena súper fresco, pero en ese momento te llegan miles de emociones y un poco de arrepentimiento por hacerlo. Pero al final no pasa nada. ¡NO PASA NADA! Yo no me animo todavía porque el nervio me gana horrible, pero cuando lo haga prometo un post sobre eso.

A lo que quiero llegar es que sufrí más por lo que me imaginaba, que por lo que realmente estaba pasando. El no se interesa en mí como me gustaría pero eso no me desanimó tanto como todo lo que imaginé y darme cuenta que no iba a pasar en este momento (tal vez con ayuda del 11:11, el horóscopo, velas, cuarzos, brillantina, San Antonio me haga el milagrito después).

Hay que dejarnos llevar por lo que sentimos, que nos enchine la piel, decir alguna tontería, tener nervios bonitos porque te lo encuentras sin ir con una expectativa enorme de que si no es él, no será nadie.

Veo que no quedarme con las ganas de escribirle, algún momento ridículo ha valido la pena, gracias a eso tengo todavía mucho por escribirles.

Querer sin miedo, soñar en el transporte público, decirle lo primero que pienso, no arrepentirme, llorar en la madrugada, ver desde alguna terraza una noche llena de estrellas es lo que me he llevado por sólo querer y nada más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s