Un día extra para respirar.

Hoy es 29 de febrero, cada cuatro años este día se asoma en el calendario para darnos un extra para respirar, yo dedico el mío para sentarme y contar todo lo que me ha pasado ( o no) en estas semanas.

Después de varios días  por fin decidí decirle adiós a mi chico a distancia, sé perfecto que todo se había dicho, el me dijo que no podía manejar tantos kilómetros. Extraño porque siempre estuvieron desde el principio pero ninguno de los dos tenía idea de que llegaríamos a sentir algo, siendo honesta no quería que me olvidara…no tan rápido pero es lo mejor, ya no sueño con el, y los buenos días han disminuido de mi parte, tal vez porque por fin entendí su punto, esta vez yo sólita me compliqué.

Necesitaba un día extra en el calendario para entenderlo, o al menos para coordinar a mi mente, corazón y estómago para estar de acuerdo en la decisión. Confieso otra vez que la moneda está en el aire, aún sigo con las ganas de querer conocerlo en persona pero ahora me quite la película que traía en mi mente.

Despedirme en un post se esta convirtiendo en una costumbre muy bonita, sé que hoy es el día indicado para eso, hoy no le digo adiós directamente..elegí despedirme en silencio sin decir más de lo que ya se dijo, enviarle todo mi amor rosa cuando piense en él y seguir adelante.

No sé si las condiciones son complicadas, nosotros somos los complicados o simplemente no era el momento…

Creo que me aferré a la idea de que no encontraría en esta ciudad un cómplice para compartir las mismas cosas pero prendí en esta fugaz historia seguir siendo yo. ¡No puedo creer que hace cuatro años pensaba que eso no era suficiente! hoy quiero seguir experimentando conmigo y lo estoy haciendo, traigo un corte totalmente diferente a lo que acostumbraba y me encanta, ya le agregué unos mechones de color morado para darle un toque más divine.

Primero tengo que seguir por el momento descubriendo que mueve mi interior, otro color de cabello, leer un best- seller y disfrutar cuando la luna se asoma por la noche.

En este 29 de febrero de 2016 puedo seguirme sorprendiendo de todo lo que sucede a mi alrededor, después de un día caótico todo será calma…eso me lo enseño el.

Dicen que si dos personas se juntan es por algo, espero haberle contagiado un poco de cursilería rosa para suspirar já.

En este día extra donde decidí dejarlo atrás, sin sabores amargos ni despedidas trágicas solo un gesto con un toque de melancolía pero con la emoción de lo que pasará más adelante o si otra ciudad será el fondo de ese encuentro.

Nunca había dicho adiós de manera tan bonita, sin que doliera, a veces hay despedidas de este tipo, recién la conozco porque eso de ser una dramática empedernida a veces no es tan padre.

Hoy me dediqué a cerrar ciclos, otro importante fue cerrar el blog donde empecé para que este entrara por la puerta grande, estoy emocionada, feliz con la cara llena de brillo porque este blog cambia a la par que yo ¡y nos encanta!

Sigo floreciendo, soñando, enamorándome de la cotidianidad, de las parejas en el trasporte público, los árboles en las avenidas floreciendo y de todo lo que (no) me pasa.

nature-flowers-summer-branches

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s