Al filo del abismo

Mentiría al decir que no siento cierto placer al estar aquí con los pies descalzos, cubiertos de lodo al filo del abismo. Podría inclinar mi cuerpo hacia adelante y caer en la nada, sumergirme en el profundo océano de la incertidumbre, anclarme en la primer duda que aparezca y hundirme.

En otro escenario dejaría que la adversidad me golpeara la espalda hasta que mi piel se acostumbre al dolor, disfrutar la herida causada por el infortunio, la soledad y la decepción.

A primera vista, esto luce sin esperanza y decadente pero ¿acaso no es hermoso este escenario? ahora me encuentro llena de cicatrices, con el rostro húmedo, debajo de mis ojos hay un prado oscuro, mis labios llevan un rojo desteñido y el aroma que me envuelve es de los incontables cigarrillos que fumo durante el día.

Prefiero el caos, la decadencia, el horror, la penumbra porque la emoción es la misma, te corta de la misma manera, sangras de la misma manera; las circunstancias siempre son distintas pero ese dolor es el que te hace sentir vivo, real y humano.

Hoy repudio lo dulce y lo suave me irrita, estoy harta de esas sensaciones que no me estremecen en absoluto. Estoy aquí, cubierta de sangre, de lágrimas, de heridas que aún no cicatrizan pero jamás me sentí tan viva, tan real.

Dejé de ser una criatura divina para convertirse en un ser mundano que sucumbe ante los sentires más reprimidos de su ser. Hoy así siente. Hoy así se desborda.

pexels-photo-230676

Anuncios

1 comentario en “Al filo del abismo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s