Renasci

Me sumergí al fango, disfruté de embarrarme de tierra, hundirme hasta lo más profundo hasta que mis pulmones estuvieran llenos de musgo y agua verdosa, decidí por un segundo que eso me consumiera, dejé que el peso de mis cadenas me llevase hasta lo más profundo de mis miedos, ahogarme en lágrimas que no tienen sal, en complejos abstractos y patéticos, en laberintos que de los que no veía salida, aunque ella estuviera frente a mí.

Estaba muy decidida a caminar descalza sobre el vidrio, a lastimar mi cuerpo a consciencia, a lacerarme hasta que mi espíritu pereciera y se esfumara en el viento. Ni la caricia más cálida podía avivar mi pasión, ni el beso más largo, ni la palabra precisa, yo solo estaba ahí, con la mirada perdida y el cuerpo inerte ante esos estímulos.

Con toda certeza sé que mis letras están repletas de una fatalidad desmedida, con un drama innecesario y carente de elocuencia. Tal vez para usted amado lector, estas letras no sean dignas de su lectura, pero para mí son un acto de rebeldía, un estandarte a mi esencia, que le hace la guerra a la tristeza y a la desesperanza que desde mucho germinaron en mi ser.

Decidí emerger del fango, purificarme, limpiar mi lengua, no envolverme en el encanto del primer ser que se cruce en mi oscuro camino (por el momento, no). Cortarme esas mandrágoras que me chupaban el sentido común y su llanto se convirtió en el mío. Me disculpo con toda la corte que aguantó mis alaridos.

Salí de esta batalla, herida, golpeada, a nada de querer invocar a las Moiras y que de una buena vez cortaran el hilo de mi vida. Pero me aferré a ese mismo hilo y aquí estoy, en un periodo de renacimiento, entrando a un periodo de metamorfosis que durará lo necesario para sacar todo el lastre que llevo dentro.

Que el drama solo prevalezca en mis letras, en el arte de exagerar mis historias, para así confundir a los que voltean a ver curiosos y llenos de morbo. Que la intensidad prevalezca en el arte de amar, de expresar el sentir por el ser amado, por la vida, la revolución, el defender el ideal, intensidad al amar cada parte del cuerpo que está repleto de cicatrices, complejos, historias, virtudes porque también son dignas de compartir….

Estas letras son el indicio de que alguien puede resurgir de las cenizas, siendo más bella, más transgresora, con un fuego incandescente, con el espíritu firme, con el alma decidida a ser completamente fiel a lo que siente, con los colmillos afilados para morder en el momento que sea necesario.

Hoy soy lo que tanto deseaba.

pexels-photo

Anuncios

1 comentario en “Renasci”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s